La Clínica del Peugeot

Alexdy Caldera

Free Website Template by Free-Template.co
Puerto Ordaz - Venezuela

Esta es la historia de una clínica, pero no de una clínica cualquiera, no de una clínica para personas, ni para mascotas. Noooo, esta es la historia de LA CLINICA DEL PEUGEOT, que en Puerto Ordáz, Estado Bolívar es la única, la mejor, la más exclusiva, para pacientes selectos, para un vehículo europeo: El Peugeot.

Su dueño dice; ella se creó solita, fue creciendo solita, la fama de ella es mi fama. Sin dudas es la buena fama del trabajo del señor Alexdy Caldera la que ha crecido durante doce años de funcionamiento de la clínica. La clínica del Peugeot y el señor Alexdy Caldera son lo mismo, crecieron juntas y viven la misma historia de éxito, profesionalismo y satisfacción.

El niño Alexdy, como todo niño, fanático de jugar carritos, sus familiares y amigos comentaban: “Cuando seas grande vas a tener el carro como a una niña” y le echaban broma con eso.

“El compadre de mi papá me hizo mecánico”
Alexdy Caldera - CEO de la Clínica del Peugeot

Entre jugar con carritos, ir a la escuela, cometer tremenduras con los hermanos, porque eran ocho hermanos, con tanta gente en la casa, siempre encuentra la oportunidad de ser travieso, con gran alegría y entre el calor de su familia numerosa fue creciendo, así llegó a la adolescencia y a los 16 años ya comenzó a hacer sus primeros trabajitos remunerados y al ver como las cosas le cambian cuando el dinero es suyo y está en sus bolsillos, paso lo que tenía que pasar, le encuentra el gusto al dinero y se interesa en adentrarse en el mundo laboral desde temprana edad.

La familia vio la vocación y habilidades del muchacho, ¡este chamo como que sirve para mecánico! Un día, el compadre de su papá observó sus inquietudes por los vehículo., Ven a mi taller y te abro un espacio para enseñarte el oficio de mecánico, Alexdy siempre recuerda con agradecimiento y orgullo: “El compadre de mi papá me hizo mecánico”, un recuerdo familiar estupendo que lo acompaña durante toda su vida, siempre agradecido por lo que se le ofreció, se mantiene aprendiendo atento y constante con el trabajo.

Este ejemplo de solidaridad marcó la vida de Alexdy y siempre tiene presente las necesidades de quien se acerca a él, bien sea para arreglar un vehículo o a manera personal, es un hecho que ya forma parte de su personalidad. En algún lugar, en algún momento de esta historia uno de los jefes que tuvo Alexdy le propuso extraer repuestos a un vehículo inadecuadamente y para beneficios dolosos, hasta ese día trabajó con esa persona, eso demuestra la gran cesibilidad social y valores muy arraigados que aplica en todos los campos de su vida, eso nos habla también de la integridad como profesional de quien lidera la Clínica del Peugeot.

”Ya eres un mecánico”,” ya puedes trabajar por tu cuenta” “Muchacho ya estás listo”, “ya aprendiste lo que tenías que aprender” Así el maestro incentivó para que Alexdy tomara su propio camino y ejerciera como mecánico. Ese fue el espaldarazo que lo catapultó a comenzar a trabajar ya como un profesional de la mecánica.

Inicia trabajando en la Ford y más tarde en el concesionario Peugeot donde, de vez en cuando por sus conocimientos y habilidades era prestado a la Krisler, poco a poco y bien enfocado en la actividad de la mecánica que le apasiona los acontecimientos se fueron dando para fundar lo que hoy se denomina Clínica del Peugeot.

En el concesionario los clientes ven las habilidades de Alexdy para trabajar sus vehículos, hacen amistad con él, le piden que los saque de apuros fuera de sus horas de trabajo y los fines de semana, poco a poco la afluencia de vehículos no le dejaba disfrutar de tiempos con la familia ni de días libres, en su casa ya no cabían los vehículos, trabaja en la semana en el concesionario y todo el tiempo restante con los clientes que fue ganando con su servicio de calidad y buenos planes de precios. Los clientes satisfechos se encargan de promocionarlo y así creció su fama.

Entonces sucedió que un vecino, de esos vecinos que se convierten en familia, lo observaba ya ahogado entre tantos Peugeot le ofreció un terreno grande que tenía en su casa para que allí pudiera trabajar con mejor espacio y ya por su cuenta, en ese lugar se mantiene hasta los momentos, es su segundo hogar. Ven porque él dice que la clínica nació solita, ella misma apoyada por los clientes satisfechos reclamó su lugar en Puerto Ordaz y ahora es la única en su clase.

Hablando del segundo hogar... ¿Y cuál es el primero? Bueno el hogar principal de Alexdy lo constituye con su esposa y un hijo de seis años, todos oriundos de Puerto Ordaz, viviendo una vida sencilla y llena de afectos y paz, A Alexdy le gusta compartir con la familia sus momentos libres, se toma sus traguitos en casa, escucha música y luego cocina, él dice que una cosa lleva a la otra, así disfruta sus momentos de ocio, ¡Ah! y su pasatiempo favorito, estar en su cama con el control remoto del televisor en la mano disfrutando de la programación de su agrado, tal cual un trono para el rey de la casa, Junto a su familia, es feliz así dice.

Me concentro en lo que hago expresa, eso lo aprendí una vez que me llegaron al taller dos carros iguales para trabajar y los coloqué uno al lado del otro de frente a mí, se presentó algo y tuve que salir un momento del taller y un encargado que tenía trabajando en ese momento se equivocó e intercambio los repuestos, es decir los de un carro los puso en el otro y al revés. No nos dimos cuenta de lo que sucedió, los carros se fueron y todo bien, al cabo de cuatro meses a uno de ellos hubo que hacerle un arreglo y fue cuando el dueño se dio cuenta de lo sucedido, el repuesto que él había comprado no estaba en su vehículo, se averiguó entonces lo que había pasado y se le explico lo que hizo el muchacho, pero fue un bochorno perturbador para el momento, se encontró la forma de resarcir el disgusto del propietario del repuesto nuevo y al final todo tomó su cauce, fue un evento que dejó su enseñanza, nunca más se trabajarían dos vehículos a la vez. Alexdy dice que arreglar un vehículo es de mucha responsabilidad, ya que la vida de las personas muchas veces depende del funcionamiento adecuado de éste, siempre le dice a sus ayudantes:“Tornillo que usted afloje, tornillo que usted aprieta porque un tornillo flojo hace un gran daño en un vehículo”.

Hoy en día en Pto. Ordaz existe un lugar para llevar su Peugeot, un carro europeo, muy bueno, que necesita como cualquier otro su servicio para funcionar de manera óptima; es cómodo, bonito, deportivo, ofrece confort, elegancia, es familiar, suave, los hay pequeños y grandes, aunque el deportivo se puede utilizar como familiar, a las mujeres les encanta el deportivo y lo compran por igual personas de ambos sexos.

Los clientes asisten en primer lugar desde Puerto Ordaz, también de Ciudad Bolívar, Maturín y lo llaman de Maracay Valencia y hasta del Zulia, En oportunidades ha apoyado el arreglo de un Peugeot por vía telefónica, obteniendo grandes resultados y grandes amigos que es lo que más le agrada, porque Alexdy Caldera expresa que le gusta ayudar, que una mano lava la otra y que reconoce y honra los esfuerzos que una persona hace para obtener y mantener su carrito, dice que muchas personas han hecho grandes esfuerzos para tener un Peugeot y eso hay que respetarlo. Es tanto así que un día llego a su taller un señor que se enamoró de su Peugeot y luego de insistir en que se lo vendiera decidió que sí porque pensó que era para él ya que toda su energía estaba puesta en eso.

En la Clínica del Peugeot se ofrecen todo tipo de servicios: Cambio de aceite, frenos, correa del tiempo, cambio de soporte, cambio de croché, pastillas de frenos y cualquier otro tipo de fallas. Posee un scanner original exclusivo de Peugeot que consiste en una laptop con interfaces que se le instalan al carro al momento de hacerle su diagnóstico y que refleja en su pantalla con absoluta precisión la falla específica que el vehículo presenta para el momento del examen al que es sometido; como un ejemplo puede indicar que el fusible número quince está quemado, que hay un daño en el sensor de la rueda izquierda delantera y cualquier otra falla por más minuciosa que parezca, esta tecnología sumada a la pericia y experiencia del propietario de la Clínica del Peugeot conforma un binomio perfecto para obtener un diagnóstico rápido y acertado del problema del vehículo.

En cuanto a los repuestos, en la clínica del Peugeot se indica cuáles son los necesarios mostrando la manera de poderlos adquirir, ya en la zona se han dado cuenta que vender estos repuestos se ha incrementado y hay varias tiendas que los ofrecen, los que no se encuentran allí, se consiguen por internet.

La clínica se ganó la fama de la mano con Alexdy Caldera, con su trabajo y experiencia, los clientes siempre satisfechos de tal alto nivel profesional reconocen el servicio exclusivo y de calidad que se les brinda, divulgando que la Clínica del Peugeot presta un servicio colmado de beneficios para un vehículo y que, en ese lugar, se valora tanto al Peugeot como a su propietario. Asista a la Clínica del Peugeot y disfrute de una atención única en la región y sea parte de esta historia, la historia del binomio de diamante, Tecnología y experiencia.

Ver Ficha Técnica de la marca